Los hechos tecnológicos que marcaron el 2011

La muerte de Steve Jobs; la compra de Motorola y Skype; el Kindle Fire de Amazon y el iPhone 4S; Google+, Twitter, Facebook y las protestas urbanas; las demandas cruzadas por patentes; el futuro de Windows más allá de la PC y los equipos ultradelgados; Netflix en el país; Taringa y Cuevana en los tribunales, son algunos de los sucesos que definieron el año.

 Fue un año de aniversarios, fallecimientos y productos que desaparecieron. También, de nuevos poderosos, de récords de ventas y de dispositivos novedosos; de guerras comerciales de escala global y acciones legales de alcance nacional. De producción y consumo. De servicios con mejoras fantásticas y caídas inesperadas.En este 2011 el correo electrónico y el microprocesador cumplieron 40 años; la computadora personal llegó a los 30; IBM festejó un siglo de vida, y Apple 35 años en el mercado; se recordó la aparición del primer sitio Web, hace 20 años, y el primer servicio de e-mail masivo (Hotmail) y la Wikipedia, ambos nacidos hace 15.

También fue el año en el que fallecieron Steve Jobs, uno de los fundadores de Apple (quizá la noticia tecnológica más impactante del año); Dennis Ritchie, creador de Unix; Paul Baran, pionero de Internet, y Michael Hart, creador del Proyecto Gutenberg y promotor del libro electrónico.

El que termina fue un año que comenzó agitado y con grandes cambios, de la mano de las revueltas egipcias que acabaron con el gobierno de Hosni Mubarak y que se extendieron por toda la región.

Allí las redes sociales (sobre todo Twitter ) jugaron un papel importante, tanto para correr la voz hacia el exterior como para servir de canal para organizar encuentros en el país, algo que se repitió cuando Shohaib Athar twitteó, sin saberlo, la llegada del helicóptero que mataría a Osaba ben Laden en mayo. Agosto fue tumultuoso en Londres; allí, según la policía local, fue el BlackBerry Messenger de RIM el que sirvió para coordinar encuentros y saqueos.

Guerras móviles

En un año en el que lo móvil fue clave, no fueron los gigantes históricos los que se llevaron la mejor parte. RIM terminó 2011 muy golpeada por el freno a su crecimiento y participación global de mercado, y por la falla que dejó a la enorme mayoría de sus usuarios sin servicio por varios días en octubre último.

Nokia anunció en febrero, en la voz de su nuevo jefe Stephen Elop, que apostaría el futuro de sus smartphones a Windows Phone 7, relegando a Symbian a los equipos de gama media. Aunque se mantuvo en el podio como el mayor fabricante de móviles del mundo, ya no lo es en el terreno de los smartphones, donde fue aventajada primero por Apple y luego por Samsung, su eterno rival, que cerró el año con 300 millones de celulares vendidos.

La enorme mayoría de los smartphones de Samsung llevan el sistema operativo Android, que en 2011 dominó las ventas mundiales, con más de la mitad de los equipos vendidos, superando a Symbian (eterno líder, hoy en un lejano tercer puesto) y al iOS de Apple, que aunque no fue el primero continuó siendo el referente del mercado.

Para Apple éste fue el mejor y el peor año de su historia: continuó su marcha triunfal con un trimestre de facturación récord tras otro, mejoró su participación de mercado en el mundo de la computación tradicional (frente a las PC, cuyo crecimiento tuvo signo negativo), dominó el mercado de las tablets, tuvo una buena recepción de público -no tanto de la crítica- respecto del iPhone 4S, anunció el OS X 10.7 y su tienda de aplicaciones para la Mac, pero sufrió la muerte de Steve Jobs, cuyo fallecimiento trascendió el mundo tecnológico y repercutió en toda la sociedad.

Para Apple también fue el año en que se trenzó en una guerra legal por la validación de sus patentes, principalmente con Samsung, pero también con HTC, Nokia y otros, una acción que muchos interpretan como un intento de frenar el meteórico ascenso de Android, el sistema operativo de Google. Microsoft también participa de esta guerra, tanto por demandas cruzadas como por obtener dinero por cada móvil con Android vendido.

El arcón de patentes es la razón oficial por la que Google pagó 12.500 millones de dólares por Motorola (falta todavía la aprobación de entes regulatorios internacionales).

No fue su único desembolso de dinero: pagará 900 millones de dólares en los próximos tres años para ser el buscador oficial de Firefox, el browser que en el último tiempo fue superado por su propio navegador (Chrome); ambos son usados por la mitad de los navegantes del mundo; el Internet Explorer tiene el 40% de los usuarios, y a partir de enero se actualizará en forma automática.

Cambios para la PC

Microsoft también invirtió dinero: 8500 millones de dólares por Skype, en un año en el que la compañía se mostró dispuesta a cambiar como nunca: a principios de año adelantó cómo será Windows 8, que toma elementos de Windows Phone 7, está optimizado para pantallas táctiles y correrá sobre los procesadores históricos (x86 de Intel y AMD) además de hacerlo sobre chips ARM, los que están en los 1600 millones de móviles que se vendieron en 2010 (más otro tanto este año).

Fue, si no un divorcio, al menos un distanciamiento de la histórica plataforma Wintel (Windows sobre chips Intel). Al fabricante de microprocesadores no le fue bien este año con las alianzas, porque Nokia abandonó MeeGo, su distribución de Linux conjunta. Pero Intel mantuvo su buena performance financiera; al tiempo que presentó a principios de año a Sandy Bridge, la segunda generación de su línea de procesadores Core i3/i5/i7, develaba el transistor 3D y adelantaba que en 2012 tendría una alternativa competitiva a los ARM para móviles en precio y performance. La compañía, además, promovió durante este año las ultrabooks, portátiles ultradelgadas que llegarán masivamente a los mercados el año próximo.

Del lado de AMD los lanzamientos tuvieron que ver con Fusion, su plataforma que combina (como los Core de Intel) un CPU y un procesador gráfico en el mismo silicio, dando pie al APU (Unidad de Procesamiento de Aplicaciones, según sus siglas en inglés).

Mientras AMD mostraba un chip Opteron de 16 núcleos, Nvidia mantuvo su apuesta al mundo móvil con un chip de 4 núcleos para la Asus Transformer Prime, una tablet con Android y teclado desmontable.

Hubo tres tablets que definieron el año: la iPad 2, por su éxito imparable (que incluye un diario hecho sólo para ese dispositivo, The Daily); la Kindle Fire de Amazon, por ser la primera en acumular ventas en un volumen notable (al menos desde que salió a la venta, en los últimos 45 días), y la HP Touchpad, un dispositivo muy esperado que hizo debut y despedida.

Es que después de 49 días en el mercado, su fabricante decidió discontinuar su producción, en el medio de una intriga palaciega en la que Léo Aphotheker, CEO de HP desde noviembre de 2010, abandonó su cargo en septiembre último después de anunciar que la compañía evaluaba desprenderse de su división de PC, aun siendo el mayor fabricante del mundo. Hoy lo reemplaza Meg Whitman, ex jefe de eBay: la división de PC continúa, pero WebOS (el alma de la Touchpad) quedó como un proyecto de software libre sin futuro claro.

En lo que refiere al mundo de las redes sociales, Twitter y Facebook remozaron su versiones Web, tomando ideas de su competencia y de Google+, una apuesta cuyo éxito todavía está en duda. En particular, Facebook develó Timeline, que permite ver todas las publicaciones de un usuario en orden cronológico, y Twitter hizo lo propio con una versión Web que simplifica la interacción con otros usuarios y el seguimiento de los temas que son populares en este servicio en determinado momento.

Este fue el año en el que la red PSN de Sony (que permite a millones de usuarios de todo el mundo jugar unos contra otros) cayó una y otra vez en manos de piratas informáticos que tuvieron acceso a números de tarjeta de crédito de sus miembros; aunque se acusó a la organización Anonymous, ésta negó su participación.

La ley y la Argentina

Durante 2011 también se debatieron leyes y acciones relativas al mundo digital, como un proyecto local que proponía gravar la venta de dispositivos de almacenamiento con el pago de un canon; no pasó a mayores, al tiempo que su par español, vigente desde 2008, era anulado.

Hoy se debate en Estados Unidos la implementación de SOPA y PIPA, como se conoce a dos proyectos de ley que buscan combatir la piratería, pero que son vistas por la comunidad digital como demasiado agresivas, al condenar también a los intermediarios, sin importar su propósito.

Mientras el tsunami japonés y las inundaciones en Tailandia frenaron la fabricación de componentes informáticos (pantallas, la resina de los motherboards, los discos rígidos), en la Argentina el esquema impositivo que rige desde 2010 determinó la instalación, en Tierra del Fuego, de los grandes fabricantes de móviles (con la notable excepción de Apple y HTC), al tiempo que se comenzaron a ensamblar en el país notebooks y tablets de varias marcas, y reproductores de MP3 en Parque Patricios.

Este año desembarcaron en el país Netflix (lo que provocó réplicas de los mayores proveedores locales de Internet), iTunes (que ahora vende música y videos en el país) y Grammata (libros digitales). El servicio local de mayor repercusión fue, sin embargo, Cuevana, el sitio que hace streaming de películas y que fue demandado por hacerlo sin tener el permiso legal de sus autores. Mientras, la Justicia procesó a los dueños de Taringa por violación de derechos de autor.

En 2011 Buenos Aires asistió también a la megamuestra de ciencia y tecnología Tecnópolis, que sumó 4,5 millones de visitantes, y que en 2012 se podrá disfrutar en otras provincias. El programa Conectar Igualdad cerró el año con 1,8 millones de netbooks entregadas a alumnos de todo el país, mientras el plan Sarmiento BA lo hizo para estudiantes porteños, un programa que continuará en el año que comenzará mañana..

31 de diciembre de 2011

Fuente: Por Ricardo Sametband | La Nación On Line

Enlace permanente a este artículo: http://blog.ht-ar.com/internet/los-hechos-tecnologicos-que-marcaron-el-2011/